Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Humberto “Zorrita” Soto,
 
La experiencia de un campeón
 
Por Víctor Sepúlveda Aguilar
 
Todos, sin duda alguna, teníamos la consigna que el mochiteco Humberto “Zorrita” Soto tendría un día de campo en la primera defensa del título mundial ligero del CMB (Consejo Mundial de Boxeo) ante el culichi Ricardo “Pelón” Domínguez en combate efectuado hace algunos días en Los Mochis, Sinaloa.
 
Bases se tenían…y bien cimentadas,
 
Soto, campeón del mundo en tres divisiones diferentes (pluma, superpluma y ligero) actualmente es considerado como uno de los peleadores más sólidos y temibles del boxeo mexicano. Con estampa de noqueador bien marcado y boxeando cuando es debido, la “Zorrita” era amplio favorito considerando que su rival tenía como mayor logro haberse coronado como “Campeón Azteca” de peso ligero del torneo patrocinado por  TV Azteca. Pocos se dieron cuenta que el “Pelón” acumuló un record de 15-0 con 13 nocauts en sus primeros combates y que de sus 5 derrotas (a cambio de 31 victorias) solo dos había perdido por la ruta corta, una de ellas ante Zahir Raheem, vencedor de Erick “Terrible” Morales,
 
De ahí, poco o nada se sabía del retador. Pero tenía ciertas ventajas que, aunque mínimas, fueron factor para que se convirtiera en un peligroso retador durante los 12 episodios que duró la pelea:
 
Una, siendo un peleador técnicamente desconocido, nada tenía que perder…pero sí mucho que ganar y fue aquí cuando la consigna del clásico “León Rasurado” aparecería en el cuadrilátero sinaloense.
 
Dos, el peso. Domínguez en un boxeador que desde su novena pelea como profesional ha combatido siempre en peso ligero, es decir, tenía 30 contiendas en más de 6 años en la misma categoría mientras que Soto era apenas la segunda.
 
¿El resultado?...
 
Ciertamente Humberto Soto dominó la contienda y se apuntó una victoria por decisión unánime que no dejó dudas a los jueces pero debió aplicar toda su experiencia para salir airoso. Cuando se dio cuenta del tipo de rival que era el “Pelón” decidió boxearlo a la distancia para acumular los puntos necesarios pues los combates, como sabemos, se ganan round tras round. En otras palabras, la “Zorrita” se percató que su rival tenía una pegada más sólida que la suya y debió recurrir a su boxeo para imponerse a su retador no sin antes ser cimbrado en varias ocasiones por los golpes del culichi.
 
De hecho, fueron muchas las ocasiones en que Ricardo Domínguez golpeó plenamente al rostro del campeón sobre todo con la mano derecha pero la gran preparación de Soto permitió asimilar el castigo. La experiencia y el boxeo del mochiteco pudieron más que la enjundia y la pegada del “Pelón” que, pese a la derrota, dejó entrever que tiene un futuro promisorio pues con tan solo 24 años y la evidente escalada de la “Zorrita” a superligero, seguramente tendrá una nueva oportunidad por el cetro mundial.
 
Condiciones las tiene. Sobre todo una pegada muy respetable razón por la cual el aún campeón ligero del CMB dijo que “tiene un marro en la mano derecha”.